Insights

Mejores prácticas para la creación de una landing page

Desde una pequeña startup a una gran empresa. Da igual quién seas o el sector al que te dediques. Si usas landing pages como parte de tus campañas de marketing digital seguro que vives obsesionado con una cosa: mejorar los datos de conversión. Las landing page son sin duda la mejor forma de conseguir que tus visitas se conviertan en clientes para tu empresa, pero a veces puede resultar muy frustrante pasar los días viendo cómo quienes llegan hasta tu landing page la abandonan sin realizar ninguna conversión y, lo que es peor, viendo cómo poco a poco se va agotando el presupuesto de tu campaña sin conseguir los objetivos deseados.

Como bien sabrás, conseguir muchas conversiones no es para nada una tarea sencilla: el producto, la competencia, el presupuesto, el mercado, el momento… son muchos los factores que pueden influir. Pero independientemente de eso, en otras muchas ocasiones las landing pages tienen algunos fallos, errores o simplemente obstáculos que dificultan que los visitantes puedan dar el paso que esperamos de ellos. Por eso hemos querido recopilar en este artículo cuáles son —desde nuestra experiencia diseñando landing pages para todo tipo de clientes— las mejores prácticas para la creación de una landing page que nos han ayudado durante todo este tiempo a mejorar las conversiones.

Céntra tus landing pages en un solo objetivo

Esta es sin duda la mejor práctica para la creación de una landing page que logre conversiones. Da igual si quieres que alguien se suscriba a tu newsletter, se apunte a un evento, pida información sobre tu producto o directamente te compre algo… Lo importante para que tu landing page funcione bien es tener muy claro qué quieres conseguir y así poner todos tus esfuerzos solo en eso. Pretender que el usuario que aterriza en una landing page realice varias acciones distintas es un error, porque en la mayoría de los casos esto le generará confusión y le conducirá a directamente no hacer ninguna de ellas.

Pero el objetivo que te propongas además de estar claro para ti también debe estarlo para tus visitantes. Quienes lleguen a tu landing page tienen que entender qué ofreces y para qué están allí en el llamado above the fold —es decir, la parte superior de la página que los usuarios verán nada más aterrizar en ella, antes de hacer ningún scroll—. Por lo tanto deja las ambigüedades o los misterios para otro momento y lugar.

También es importante dejar bien claro cuál es tu USP (del inglés ‘Unique Selling Proposition’ o ‘Propuesta única de venta’), que no es más que un eslogan que resuma a tus clientes potenciales qué es lo que tu producto o tu negocio pueden ofrecer que no haya ofrecido antes algún otro. Créenos cuando decimos que sin una USP tus conversiones se verán reducidas.

Una landing page sin puntos de fuga

En tu web (como en cualquier web) tus visitantes pueden seguir muchos itinerarios diferentes en función de sus necesidades a través de secciones, menús y enlaces. Es por eso que si llevas el tráfico de tus campañas de marketing a una de las páginas de tus web te cueste que tus visitantes se centren en un solo objetivo. Porque la principal diferencia de tus páginas web con tus landing pages es precisamente esto: la ausencia de distracciones.

Una landing page bien diseñada debe ser como una habitación oscura con una única salida al fondo: la conversión

Una landing page bien diseñada debe ser como una habitación oscura con una única salida al fondo: la conversión. Evidentemente, el usuario también puede volver atrás usando su navegador o, directamente podrá cerrar tu página en tus propias narices si no le interesa lo que le estás contando. Pero si todo sale bien se trata de llevar a tus visitantes a donde quieras sin distracciones innecesarias. Por lo tanto, una de las mejores prácticas para la creación de una landing page es evitar los puntos de fuga y dibujar un camino nítidamente marcado al usuario para que se dirija a una acción concreta.

Crea tus landing pages pensando en tus clientes

Una de las grandes dudas que surgen a la hora de diseñar una landing page es si hacerlo pensando en un público muy concreto o más general. Aunque a menudo se suele caer en la tentación de pensar que cuanto más grande sea la audiencia mejor serán los resutados, lo cierto es que la mejor práctica para la creación de una landing page que convierta es centrarse siempre en el público más concreto posible. Si muchos de los visitantes que llegan hasta tu landing page la abandonan sin más, quizá se deba a que estás atrayendo al público equivocado con tus campañas de marketing. Las campañas que se dirigen a públicos muy heterogéneos casi siempre suelen tener una tasa de conversión muy por debajo de aquellas focalizadas a un público concreto, bien definido y potencialmente interesado.

Mejores prácticas para la creación de una landing page

Así que la mejor estrategia es pararte a conocer a tu cliente y su comportamiento, segmentar tus campañas y diseñar tus landing pages en función de eso. Tener una idea clara de quiénes son tus visitantes, conocer qué impulso les ha traído hasta ti y qué esperan de tu producto es la única forma de poder convencerles de que eres la mejor opción para lo que están buscando:

  • Responde a todas sus preguntas: Un visitante que aterriza en tu página tiene la cabeza llena de preguntas. Que tu landing page dé respuesta a esas preguntas y lo haga en el orden adecuado es sin duda una de las claves del éxito. Porque nadie va a rellenar un formulario para, por ejemplo, inscribirse en tu evento o solicitarte un presupuesto sin antes recopilar una serie de información básica. Averigua cuál es esta información e inclúyela en tu landing page.

  • Conecta emocionalmente con tu cliente: Las landing pages que dejan claro a sus visitantes que los entienden y que están de su parte funcionan mucho mejor. El PAS (de ‘Pain, agitate and solve’ o ‘molestia, agitación y solución’) es una técnica de copywriting que bien empleada puede servir para aumentar la conversión de tus landing pages. La mayoría de las campañas suelen abordaron tanto la molestia como la solución, pero aquellas que también trabajan la parte emocional y animan a sus usuarios a hacer algo en uno u otro sentido tienen mejores resultados. Los testimonios y las valoraciones de otros clientes suelen funcionar mejor que los datos.

  • Deja bien claro los beneficios: Muchas landing pages hablan en detalle de un producto pero ignoran por completo los beneficios que el usuario va a obtener. Y no se trata de decir que un producto o servicio es el mejor del mercado, sino cómo ese producto mejorará la vida de quienes lo usen o en cómo resolvería específicamente un problema concreto. Los visitantes que lleguen hasta una landing page no deberían tener que averiguar cómo tu producto les beneficiará, sino que es tu landing page quien debe mostrárselo expresamente. Así que recuerda que no debes hablarle a tus usuarios de ti, sino de ellos mismos.

Diseña tus landing pages

Como sucede con las páginas webs o los emails, las landing page suelen ‘escanearse’ más que leerse: los visitantes primero realizan un reconocimiento rápido de la página en busca de contenido relevante y solo si encuentran algo que les es de su interés pasan a leer el contenido de la página. Por eso, las landing page con poco contenido visual, con diseños poco atractivos o que utilizan grandes bloques de texto para explicar su producto no suelen convertir muy bien. Utiliza mejor fotos, infografías, tablas, gráficos, ilustraciones…

Pero a nivel visual no vale con utilizar cualquier cosa. Muchas landing pages recurren a imágenes de banco de imágenes que pocas veces cuentan la misma historia que el texto y que dificilmente pueden transmitir la personalidad y frescura que debe tener una página cuyo objetivo es la conversión. Así que esforzarse en tener un contenido visual de calidad ayudará a mejorar tus conversiones.

Por otro lado, construir una landing page casi idéntica a la de la competencia tampoco ayudará. Evidentemente habrá elementos que encuentres en las estrategias de otras empresas que estén funcionando bien y que deberás implementar, pero siempre apatandolo a tu personalidad y añadiéndole algo que te diferencie del resto.

Mejores prácticas para la creación de una landing page

Que tus landing pages aprovechen la inercia de tus campañas

Generalmente tus landing pages no posicionarán orgánicamente. La realidad es que el origen de la mayoría de su tráfico procederá de las acciones de marketing concretas que realices, ya sea mediante Adwords, banners de publicidad, publicaciones en redes sociales o a través de un envío de emails. Así que tus landing pages deben diseñarse siempre de forma conjunta con el resto de la campaña.

Porque si un usuario ha llegado a tu landing page procedente por ejemplo de un banner de publicidad es porque algún elemento de este (su gama cromática, la imagen o el claim) ha conseguido llamar su atención. Así que al aterrizar en tu landing page no se puede encontrar con otro ‘universo’ distinto al que le embaucó para hacer el clic inicial, porque no solo le generarás desconcierto sino que además desaprovecharás todo el trabajo previo que ha conseguido tu acción de marketing. Usar el mismo concepto, los mismos elementos de diseño y los mismos copies te ayudará a que tus landing pages tengan más conversiones.

Presta atención al formulario de tus landing pages

Si hay algo que nos une a toda la humanidad es sin duda el odio a los formularios web. Sin embargo, la mayoría de las landing pages suelen incluir un formulario de conversión, ya sea para hacer un registro, dejar tus datos o comprar un producto en una tienda online. Si tu formulario es malo, los datos de conversión también lo serán, así que una de las mejores prácticas para la creación de una landing page pasa sin duda por mejorar la usabilidad de los formularios. Un buen formulario debe cumplir grosso modo estos 5 requisitos:

  • Accesibilidad: Si el objetivo de tu landing page es que los usuarios rellenen un formulario, debes procurar que este sea el protagonista de la página, siendo visible y rápidamente accesible en todo momento. Los formularios sticky (que flotan siempre en la página independientemente del scroll) son una opción muy recomendable en estos casos.

  • Brevedad: Un buen formulario es aquel que pide la información justa y necesaria para alcanzar nuestro objetivo. Nunca pidas más datos de los estrictamente necesarios porque cada campo nuevo que introduces reduce un poco más las probabilidades de conversión de tu landing page.

  • Sencillez y claridad: Si tu formulario no es fácil de cumplimentar, nadie lo hará. Especifica bien qué dato necesitas en cada campo (ayudándote de los label y los placeholder) y diferencia bien los campos requeridos de los opcionales. Pon un título a cada formulario que deje claro para qué sirve y refuerza esta idea con el copy del botón de envío.

  • Usabilidad: Los campos tipo input y tipo select son muy accesibles tanto desde la vista desktop como desde la vista móvil. Sin embargo, los radio button y los checkbox pueden ser algo más problemáticos en resoluciones pequeñas. Por otro lado, el poder avanzar de un campo a otro usando el tabulador facilita la navegación por el formulario.

  • Que sea amigable: Si es necesario validar los campos para verificar que la información que te han aportado los usuarios es correcta, procura hacerlo cada vez que se cumplimente un campo en lugar de una vez que el usuario haya hecho clic en el botón de ‘Enviar’. E intenta que los mensajes de error sean muy claros y no alarmantes.

La rapidez define el éxito de tu landing page

Si quieres obtener buenos resultados de conversiones con tus landing pages, es de vital importancia que tus creaciones carguen rápidamente. Un tiempo de carga elevado (por lo general superior a los dos segundos) puede tener unos efectos muy negativos en los resultados de tu campaña, ya que por lo general ningún usuario espera más de ese tiempo para acceder a un contenido. Así que si es tu caso, unas buenas labores de optimización sin duda te pueden ayudar a aumentar las conversiones.

Herramientas como Page Speed Insights de Google son muy útiles para mejorar los temidos tiempos de carga de tus páginas. Eso sí: es recomendable que no limites tus pruebas de optimización solo al momento del lanzamiento de tu landing page, sino que hagas pruebas regulares durante todo el tiempo que esté activa tu campaña.

Un tiempo de carga superior a los dos segundos tendrá efectos negativos en los resultados de tu landing page

Por otro lado, también es muy importante que tus landing pages se visualicen correctamente en todos los navegadores. Antes de su lanzamiento comprueba que funciona en Chrome, Safari, Firefox, Microsoft Edge, Opera e Internet Explorer, tanto en entorno Windows como Mac. Y por supuesto —aunque suponemos que a estas alturas de 2021 no es necesarioo decirlo— revisa que tu landing page sea totalmente responsive.

Haz caso a los números de tus landing pages

Finalmente, otra de las mejores prácticas para la creación de una landing page es realizar un seguimiento de sus visitas. Los datos de conversión de una campaña son muy útiles para corregir errores y para ponerlos en práctica en otras.

Mejores prácticas para la creación de una landing page

La inmensa mayoría de landing pages tienen al menos una herramienta de analítica implementada, generalmente Google Analytics, pero también hay otras muchas herramientas que pueden ayudar a medir cómo interactúan tus visitantes con la landing page, como por ejemplo Hotjar o Mouse Flow.

Medir los resultados de tu landing page de forma aislada no te será de mucha utilidad. Como ya hemos dicho, las landing page son solo un eslabón de una cadena mayor que son tus campañas, así que solo midiendo la totalidad de estas campañas —desde las acciones de marketing que están trayendo o no tráfico a la landing page hasta la finalización de la conversión en el departamento correspondiente— podrás tener una visión clara de su rendimineto y sacar conclusiones acertadas.


Esperamos que con estos mejores prácticas para la creación de landing pages consigas mejorar tus conversiones. Y si necesitas ayuda, en OKB Interactive Studio somos especialistas en la creación de landing pages a medida, alineadas con tu imagen de marca y con el foco puesto en la conversión, para que tus campañas de pago en AdWords o redes sociales obtengan más leads y mejoren su ROI. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si nos necesitas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Seguro que a tus contactos le gusta leerlo.

  • Linkedin
  • Twitter
  • Whatsapp

¿Necesitas aumentar las conversiones de tus landing pages?

En OKB Interactive Studio somos especialistas en la creación de landing pages a tu medida.
  • Alineadas con tu imagen de marca.
  • Rendimiento optimizado.
  • Totalmente responsive.

Hazlo <real>

Tenemos experiencia en las últimas tecnologías de desarrollo web.

Transforma tu idea en realidad
scroll
Somos okb estudio digital <multi__disciplinar> independiente